UNA MÁS PARA TRENTIN.

La lluvia hizo presencia en la Vuelta a España, luego de 9 jornadas de sol canicular. En medio del aguacero, el pelotón se resisitó al avance de una fuga durante las dos primeras horas, rodando por encima de los 50 kilómetros por hora. Con la fuga, se fue el chaparrón, y el lote se dio…