LA PREVIA DE LA ETAPA 20 DE LA VUELTA 2017

El temido Alto de l’Angliru llega como colofón de una Vuelta a España vivaz y agresiva, que se ha corrido a tope desde la primera jornada. Aunque Chris Froome se puso líder en la etapa tres, convirtiendo la carrera en un monólogo, la presencia de Alberto Contador en el pelotón, en la que será su última carrera como profesional, ha ofrecido ataques y movimientos ofensivos en cada una de las etapas que se han corrido. Son muchos los corredores de experiencia que vienen resintiendo el intenso ritmo de carrera que ha impuesto el “Pistolero”, y, apesar de ser la penúltima etapa, todavía tendrán que resolver el calvario de la Cueña les Cabres, para definir si Froome se queda con la Roja, o si, como en cinco ocasiones anteriores, vuelve a quedarse corto por muy poco.

La etapa definitiva, la “Reina”, en una carrera que ha tenido varias etapas reina, es un verdadero monumento a la demolición, a la tortura, a la resistencia más allá del umbral del dolor. Serán 117 kilómetros y medio con dos premios de montaña de primera categoría y uno de categoría especial en meta. Sin embargo, desde el mismo instante en que caiga la bandera, la carrera empieza a subir La Reigada. Una escalada sin categoría que servirá para conformar la escapada, y para relegar una buena parte del lote al grupetto. Completado el descenso, corto, vienen 50 kilómetros de falso plano siempre al ascenso, que terminarán de seleccionar las cosas. A 46 kilómetros de meta llega el Alto de la Cobertoría, de 8 kilómetros al 8,6% de pendiente, y con él, un remate que nunca da un respiro a los ciclistas. O bien se sube, o bien se baja vertiginosamente.

Alto de la Cobertoría

Diez kilómetros de bajada muy acrobática, llegan a su fin en la meta volante del día. Los puntos de la clasificación por la Camisa Verde están reñidos entre Froome y Trentin. Luego, el del Quick Step querrá sobrevivir por delante del británico, al menos, hasta ese punto. Aunque el éxito de semejante empresa está poco menos que garantizado. Cumplido el paso por el sprint especial, comienza la subida al Alto del Cordal. Seis kilómetros, otra vez al 8,6% de promedio, sirven de lanzadera para llegar con ventaja al pie del temible Angliru. Si la fuga es numerosa, es sobre el Cordal donde tendrán que avanzar los que se sientan capaces de triunfar sobre esa pesadilla interminable.

Alto del Cordal

El Alto de l’Angliru es el equivalente ciclístico a una leyenda de terror. Son muchas las historias de carros de asistencia que se resbalan, impidiendo el paso de los ciclistas, que van tan lento, que desafían los límites del equilibrio. Corredores que han tenido que hacer la subida pinchados, pues es imposible que los alcance un mecánico. Otros, han llegado a lanzar lejos el dorsal, ya en la línea de meta, renunciando a seguir bajo tortura. Algunos, incluso, han juzgado que después del Angliru, sólo queda convertir al ciclismo en un deporte de sangre, como en la arena romana. Así de cruel es la subida.

Sobre el papel, son 12,500 metros al 9,8%. Pero la pendiente promedio es engañosa, el primer sector es relativamente fácil, con un leve descenso en el kilómetro cinco. Desde allí, el peurto se empina cada vez más, hasta el sector de la Cueña les Cabres, el camino de las cabras, donde alcanza, en una curva a la izquierda unos dolorosos 23,5% de pendiente. Si el corredor llega mal ubicado, y tiene que entrarle a la curva por el sector más cerrado, la pendiente, facilmente, supera los 30%. Superado el sector de las cabras, la pendiente cede levemente, para luego subir de nuevo hasta los 21%. El último kilómetro es al descenso.

Alto de l’Angliru

La tenebrosa cumbre asturiana será juez y parte en la Vuelta a España 2017, sentenciando si el eterno liderato de Froome, que no recuerda dónde quedaron sus jerseys celeste y negro, se mantiene hasta Madrid el domingo, o si por sexta vez, estará viendo muy de cerca a un campeón sobre el podio. Nibali está muy interesado en destruir las ilusiones del británico, y en la etapa 17 comprobó sobre una cuesta similar, que Froome puede fallar. Contador, metido a puro empeño en la quinta posición de la tabla, ya sabe lo que es ganar sobre l’Angliru y nadie necesita sacar la calculadora para entender que en meta, las diferencias pueden ser abismales entre los que van llegando. El español quiere subir al podio en Madrid y le quedan apenas 117 kilómetros para intentarlo. La Vuelta dejó el plato más sabroso para el final.

Clasificación General Individual

1. Froome
2. Nibali +1:37m
3. Kelderman +2:17m
4. Zakarin +2:29m
5. Contador +3:34m

Clasificación General Individual

1. Froome
2. Nibali +1:37m
3. Kelderman +2:17m
4. Zakarin +2:29m
5. Contador +3:34m

Dorsales de los Favoritos

1. Contador
21. Froome
61. Kelderman
101. Zakarin
151. Nibali

Dorsales de los Escarabajos

6. Pantano
41. Chaves
122. Atapuma
136. López
211. Reyes
212. Aguirre
213. Bohórquez
214. Orjuela
215. Osorio
216. Molano
217. Suaza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s