LÓPEZ CONQUISTA SIERRA NEVADA

La cumbre más alta de la Vuelta a España ha caído a los pies del mejor escalador del pelotón. En un ataque a larga distancia, en el que se acompañó con Alberto Contador, el colombiano Miguel Ángel López se lanzó en una cabalgata de leyenda, para cruzar en solitario la meta sobre el Alto Hoya de la Mora, a 2,510 metros de altura sobre el nivel del mar. Nadie pudo responder a la escalada del boyacense, que en su arremetida pasó por encima de Romain Bardet y Adam Yates.

La cortísima etapa quince guardó, como de costumbre, todas las emociones para el final. La tripleta de puertos que adornaban la segunda mitad de los 129 kilómetros del trazado, vio toda la acción de la jornada. Una fuga que se desangraba frente a un pelotón al comando de un Astana desbocado en la selección, se fue quedando sin unidades, mientras desde el pelotón saltaba Adam Yates. Adelante, el aire le faltaba a la mayoría de los escapados mientras la subida del Alto de Hazallanas iba ofreciendo sus duras cuestas. En la bajada, los grupos se volvían a engrosar, pero sería temporal.

La subida hasta la Sierra Nevada, partida en dos por un breve descenso tras coronar el Purche, con sus indomables 28 kilómetros, esperaba a la carrera. Al llegar a las primeras rampas, el Astana seguía empeñado en asfixiar a la oposición. El Sky se defendía con cuatro escuderos rodeando a Froome. Chaves, cauto, perdía unidades, sin dejarse preocupar. Al fin de cuentas, el bogotano contaba por delante con el mejor de los hermanos Yates. Aru mostraba flaqueza, pero se agarraba al grupo del líder, con su tradicional mueca de agonía. Por el costado, sin resentir el castigo del calor o la pendiente, rodaba Miguel Ángel López.

Bien lejos de meta, desde donde los más aventureros se lo pensarían dos veces, Alberto Contador movió al ataque a una de sus fichas por el costado izquierdo, llamando la atención del pelotón. Mientras todos respiraban aliviados de saber que no era el mismísimo “Pistolero” el que atacaba, Contador cambió de ritmo por la derecha y se desprendió del grupo Froome. Sin dudarlo un instante, “Superman” López reaccionó y se fue a atraprlo. En el transcurso de esos pocos segundos, la dupla ya estaba 25 metros por delante del pelotón.

Lo que siguió fue un concierto de pedal como pocas veces se ve ultimamente. Contador y López, a relevos, coordinando sus aspiraciones en cortas conversaciones, avanzaban sin tregua, recogiendo los estragos de la fuga inicial. A Yates le avisaban que tenía un par de fieras al acecho, y cambiaba su paso de crucero, a uno más irregular, a veces parado en pedales, y otras, respirando pesadamente mientras pedaleaba sentado. La captura era irrevocable. Por el camino, la avanzada de Contador y López fue recogiendo gente, pero siempre eran ellos los que trabajaban en punta. Romain Bardet y Steven Kruijswijk se unieron a la empresa, pero sin aportar. Era una utopía, porque el del Astana estaba inspirado y no pensaba trabajar para nadie.

Uno a uno, los colados del grupo se fueron quedando sin aire. Bardet y Contador serían los últimos en caer. El Francés no inspiró los triubutos que a nombre del español, se exclamaron en las redes sociales y al pie del camino. La despedida de la leyenda viviente del ciclismo español, no tiene parangón, pues llega bañada en la combatividad y la grinta con las que labró sus muchos títulos. Ya sin la compañía de nadie, López se fue tranquilo a darle captura al británico del Orica. Su última presa, antes de alcanzar la victoria.

Ya más cerca de meta, Vincenzo Nibali intentó un ataque que falló mucho más rápido de lo que se hundieron las naves de Chaves en la etapa 14. Froome tuvo siempre consigo la presencia atemorizante de Wout Poels, impidiendo a velocidad de crucero, que a nadie se le ocurriera cuestionar el stau quo. El “Tiburón” cayó bajo control del lote, al mismo tiempo que Ilnur Zakarin salió como una bala, tratando de meterse al podio. Ni Chaves, que estaba impedido por la cordura, ni Kelderman que confía en su superioridad en la crono, se plantearon seguir al del Katusha.

De ahí en adelante, las cámaras de televisión se enfocaban en seguir la estampa del nuevo gran escalador que tiene el mundo de la máxima categoría del ciclismo. “Superman” trazaba las curvas como si no resintiera el esfuerzo. Con buena cadencia, sin atragantarse, el de Pesca fue remontando la montaña que adornó hasta su muerte, los sueños del último califa de Córdoba. A 50 metros de la raya de sentencia, el “Mono”, como le dicen sus más cercanos, soltó el manubrio para hacer la señal de la cruz y apuntar al cielo. Miguel Ángel conquistaba la Sierra Nevada.

Zakarin fue el segundo en cruzar; la osadía le significó el tercer lugar de la general. Kelderman y Chaves llegaron por delante de Froome, pero sin descontarle tiempo. Vincenzo Nibali, derrotado, le entregó seis valiosos segundos al líder.

Clasificación Individual Etapa 15

1. LÓPEZ
2. Zakarin +0:36s
3. Kelderman +0:45s
4. CHAVES +0:47s
5. Froome +0:47s

Clasificación General Individual

1. Froome
2. Nibali +1:01m
3. Zakarin +2:08m
4. Kelderman +2:11m
5. CHAVES +2:39m

Clasificación Escarabajos Etapa 15

1. López
4. Chaves +0:47s
14. Atapuma +1:46m
29. Aguirre +9:35m
35. Pantano +13:33m
56. Suaza +16:36m
84. Osorio +24:17m
111. Reyes +26:09m
138. Orjuela +30:22m
139. Molano MT
140. Bohórquez +30:38m

Clasificación General Escarabajos

5. Chaves +2:39m
6. López +2:51m
20. Atapuma +34:47m
36. Pantano +1:15:03h
43. Aguirre +1:26:02h
48. Reyes +1:41:48h
54. Suaza +1:49:43h
90. Osorio +2:31:37h
93. Bohórquez +2:34:42h
140. Orjuela +3:16:18h
159. Molano +3:37:55h

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s