LA PREVIA DE LA ETAPA 21 DEL TOUR 2107

El Tour de France llega a Paris de la misma forma que las últimas cuatro Grandes Vueltas lo han hecho, con un colombiano metido en el podio final. Desde el Giro d’Italia de 2016, en el que Esteban Chaves hizo segundo, todas las clausuras de las carreras de tres semanas, han contado con un escarabajo en la foto histórica. Nairo Quintana fue tercero en el Tour de 2016, campeón de la Vuelta a España de ese mismo año, acompañado de Chaves, que fue tercero, para ser segundo, ya este año, en la Corsa Rosa. Y ahora, le ha correspondido el turno a otro grande, Rigoberto Urán.

El antioqueño estará de pie, alzando los brazos, a la diestra de Chris Froome en la cuarta ocasión, la tercera consecutiva, en que se queda con el título de la Grand Boucle. 114 años de ires y venires en la carrera de ciclismo más importante del calendario no habían llegado nunca al desenlace que tuvo esta 104ª edición del Tour. Tres hombres se repartían menos de 30 segundos en la batalla por el campeonato. Aunque las cábalas y cálculos decían que la carrera estaba sentenciada a favor del que mañana será coronado vencedor, la verdad es que el desempeño de Urán estuvo muy por encima de las expectativas de la multitud. Mientras Bardet, con el peso de una presión de tres décadas, implotó, cediendo toda su ventaja excepto un segundo.

Ese segundo lo tiene inscrito en los actos protocolarios que se celebrarán al cierre de la vigésimo primera etapa en los Campos Elíseos. La cortesía dicta que Mikel Landa, el cuarto clasificado, no intentará desplazar al local del puesto que se ha labrado sobre la carretera. Pero sorpresas milimétricas son las que han entregado estas tres semanas de competencia. El cisma que esa acción ofensiva podría crear en la carrera no tiene antecedentes, pero tampoco estaría por fuera del reglamento. Si Landa tiene un país de refugio, podría considerar despertar la ira de los franceses. Si quiere pensar en regresar a la Ronda Gala, lo mejor que puede hacer es dedicarse a disfrutar la champaña con su líder.

No existe un embalaje más codiciado en el deporte del pedal que el que se disputa cada año al último paso por meta en el circuito sobre las bellas calles del centro de Paris. Un hombre, algo desvanecido por no haber podido concretar un triunfo en las semanas anteriores, ha venido siendo el ganador de esta etapa en las últimas los dos años anteriores. Sin duda, querrá repetir para salvar su participación este año. Ese corredor es Andre Greipel. Con la ausencia de Marcel Kittel, el lote de velocistas está en igualdad de condiciones. Con el alemán en contienda, había dos categorías diferentes entre los sprinters. Sin embargo, de todos los que sobreviven, hay que decirlo, el que menos cerca ha estado es el “Gorila”.

Serán 103 kilómetros de trazado, que comienzarán en un ambiente de celebración y camaradería, aderezados con un circuito de 8 vueltas, que terminarán en un vertiginoso embalaje. Cuando Froome, Urán y Bardet crucen la meta, habrá caído el telón de un Tour apretado y parejo.

Clasificación General Individual

1. Froome
2. URÁN +0:54s
3. Bardet +2:20m
4. Landa +2:21m
5. Aru +3:05m

Clasificación General Escarabajos

2. Urán +0:54s
12. Quintana +15:28m
18. Betancur +37:47m
29. Henao +1:16:32h
41. Atapuma +1:49:40h
46. Pantano +2:01:30h
63. Chaves +2:27:34h

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s