AG2R ATACA A FROOME, EL PERJUDICADO ES QUINTANA

Se esperaban sorpresas en la décimo quinta etapa y un triunfo de la fuga. Las dos cosas se cumplieron al cierre de la fracción en Le Puy en Velay, con la victoria de Bauke Mollema y la destilación del grupo de favoritos en el que cada vez se diluyen más las posibilidades de Nairo Quintana de subir al podio en Paris y continuar la racha que empezó en 2013, en su debut. Rigoberto Urán se consolida en la contienda con Chris Froome, a la saga de un Romain Bardet que comanda un Ag2R desafiante.

El pelotón, nuevamente al comando del Team Sky, le expidió patente de corso a una fuga numerosa, que pronto estuvo varios minutos por delante de los favoritos. La presencia de casi todos los equipos, con hombres fuertes en la escapada, le permitió a la escuadra de Froome imponer orden en el pelotón durante gran parte de los 190 kilómetros que se debían recorrer el domingo. Cuando se habían recorrido 130 kilómetros, con la inminencia de la última bajada expresa, Tony Martin fue el primero en lanzar un ataque desde la fuga. Sus cualidades de contrarrelojero, auspiciadas por la gravedad, le ayudaron a abrir una brecha, pero sería insuficiente para pensar en llegar de primero a meta.

Con el “Tigre” Martin bajo control, y más de 30 kilómetros por disputar, el nerviosismo en la fuga era inocultable. Sería Bauke Mollema, mucho más cómodo en su papel de cazador de etapas, que en el de hombre para la general, el primero en decidirse a aprovechar la oportunidad y no la desaprovechó. Cerca de 25 kilómetros, rodó en solitario el holandés de 30 años, resistiendo la cacería de los restantes hombres de fuga, cuatro de los cuales, se unieron en un ejercicio de persecución por equipos que al final no dio frutos. Con su paso por meta en Velay, Mollema abrió su palmarés en el Tour de France, una carrera que ya había corrido en seis ocasiones anteriores.

Al mismo tiempo que Mollema se lanzaba al ataque, Chris Froome sufría un desperfecto mecánico. El Ag2R ya había tirado el guante y la carrera estaba plenamente lanzada, cuando Michal Kwiatkowski tuvo que entregarle a su jefe la rueda delantera de su Pinarello F10. El equipo de Romain Bardet, con la presión de todo el país galo encima, apretó el paso buscando rematar al Maillot Jaune. Al momento en el que Sergio Luis Henao y Vasil Kiryienka iniciaron la labor de remolque, ya Aru era líder virtual de la carrera, y Bardet se acercaba al segundo puesto. Algunos kilómetros después, el GPS marcaba una diferencia superior al minuto. Froome era cuarto virtual.

Sin embargo, la potencia y la entrega de los dos gregarios del británico fueron recortando la diferencia. El Ag2R se empeñaba en vaciar el propio tanque en pro de defenestrar al triple campeón, pero era inútil. Nairo Quintana, él sí resintiendo el cambio de ritmo, perdió la rueda, descolgándose irremediablemente. Estando en ese tránsito, “El Cóndor” recibió por detrás la visita del líder. Corajudo, como siempre, trató de meterse a la estela de los Sky, pero ese paso era más fuerte que el del grupo de favoritos. Más temprano que tarde, Nairo tuvo que claudicar en el intento. Por el pinganillo solicitaba asistencia, el de Cómbita, a lo que respondió Carlos “La Ronca” Betancur. El antioqueño y el boyacense trataban de controlar la sangría, pero los franceses ponían un paso imposible, aún cuando ya Froome rodaba a la cola de su grupo.

Quedaba cortada la carrera en tres grupos de importancia. La fuga, con Mollema al ataque. El lote del líder, donde todos se preguntaban si Froome tenía gasolina en el tanque o estaba tocado por el trabajo de remolcar. Y, finalmente, el grupo de Quintana y Betancur, que crecía conforme se iban sumando corredores descolgados. Era difícil seguir el paso de las telemetrías, mientras Froome y compañía desgranaban segundos de la renta que tenía la punta, y Quintana perdía metros. Mollema, sumido en el trance de romper la barrera del dolor para alcanzar el triunfo, estiraba y recogía una ventaja exigua.

Vendría una leve tachuela de cuarta categoría en la que era obligación probar las condiciones físicas del líder. Los metros de ascenso se sucedían en medio de la tensión, pero nadie abandonaba la disciplina del lote. Aru mostraba la bicicleta por un costado, pero se cuidaba de no provocar a Froome. Urán sin saltar a la palestra, se mostraba reactivo, atento a cada movimiento. Y entonces, saltó Bardet del grupo. Era natural que el jefe de los aseguradores fuera el primero en atacar, y la esperanza gala no defraudó. Como gato al acecho, Rigoberto Urán marcó la rueda que se adelantaba, y los dos alcanzaron a abrir una brecha que puso a más de uno a soñar. El intento duró poco.

Con Quintana asfixiado, el daño crecía aún en el terreno de falso plano al descenso. Mollema, aprovechaba cada posibilidad para conservar una luz. Los favoritos mantenían la tregua. Los kilómetros se acababan para el de la vanguardia, mientras se hacían cada vez más largos para el estelar telefónico. El reducido grupo de los principales se miraba las caras. Se perdía la fila cuando parecía que alguno saltaba a la ofensiva, sólo para regresar al statu quo. Sería en una de esas que Daniel Martin, el irlandés del Quick Step, saltaría del grupo de favoritos para buscar remontar en la general.

Los favoritos conferenciaron algunos segundos, sin conseguir consenso para ir en la cacería. Froome, beneficiado por el movimiento de Martin, que distanciaría a Landa del Top 5 si se concretaba en meta, no dio la orden y nadie se atrevió a contradecirlo, siendo él el comandante natural. Martin, sabedor de la decisión, no cejó en su empeño, cruzando la meta con un recorte que lo tiene quinto. Segundos por detrás, el triple campeón y principal candidato a ser campeón en 2017, entraba al sprint en el estrecho de meta, tratando de demostrar que el jab de los Ag2R no le había hecho daño. A su rueda, sin darle un centímetro de ventaja, entró por meta Rigoberto Urán.

El acumulado final, contabilizado el último de los corredores, muestra ahora a Nairo Quintana en la posición 11, con 6 minutos y 16 segundos de retraso frente a su eterno rival, Chris Froome.

Clasificación individual Etapa 15

1. Mollema
2. Ulissi +0:19s
3. Gallopin MT
4. Roglic MT
5. Barguil +0:23s

Clasificación General Individual

1. Froome
2. Aru +0:18s
3. Bardet +0:23
4. URÁN +0:29
5. Martin +1:12m

Clasificación Escarabajos Etapa 15

29. Urán +6:25m
44. Betancur +10:19m
46. Quintana MT
53. Pantano +11:40m
58. Henao +11:40m
112. Chaves +23:36m
116. Atapuma MT

Clasificación General Escarabajos

4. Urán +0:29s
11. Quintana +6:16m
18. Betancur +22:17m
23. Henao +31:56m
33. Pantano +1:02:14h
54. Chaves +1:27:25h
67. Atapuma +1:42:05h

El minuto a minuto d ela 15ª etapa, lo encuentra dando click en la imagen:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s