NADIE LE HIZO DAÑO A DUMOULIN

Ninguno de los dos intentos de Nairo Quintana por desacomodar a Tom Dumoulin fue exitoso, en un día que se anticipaba explosivo, pero terminó siendo pasmado y frío. Vincenzo Nibali se conformó con esperar un desfallecimiento del líder para atacar, pero el holandés resistió con prestancia y le sobró para dar un par de cambios de ritmo. Mientras los tres primeros puestos de la general se cuidaban las espaldas, Thibaut Pinot e Ilnur Zakarin aprovecharon para escaparse ya muy cerca de meta. Su osadía les valió meterse de lleno en la pelea por el podio de la Corsa Rosa.

La etapa quedó en manos de Tejay van Garderen, después de un embalaje en el que, nuevamente, el perdedor fue Mikel Landa. Mientras en las filas del BMC celebraron el primer triunfo de etapa en una Gran Vuelta, del norteamericano, en el Reino Unido ya se habla del maleficio que afecta las aspiraciones de los celestes en la Ronda Itálica. Landa tuvo dos compañeros en la fuga, con quienes hizo todo el trabajo para mantener la ventaja suficiente para poder vencer. Muchas veces se vio al español llevando una fila de rémoras que poco o nada le ayudaban, aún a 30 kilómetros de meta, cuando era beneficioso para todos.

Quintana fue el único de los favoritos que mostró los dientes en la fracción, con dos ataques fuertes. El primero sobre el Passo Gardena, donde, cerca de la cima, el del Movistar movió a Andrey Amador, que iba en fuga, a distancia de hacer el enlace, para luego meter un palazo que lo adelantó medio minuto en un cuarto de kilómetro. Dumoulin se mantuvo inamovible y con él el resto de favoritos. Nadie esperaba menos que la marcación del líder al ataque del segundo en la General, pero el holandés no reaccionó sino hasta cuando Vincenzo Nibali tomó las cosas en sus propias manos.

El italiano encontró ayuda en un excompañero del equipo Astana y pronto tenía a Nairo a la vista. Detrás, se acercaba Dumoulin. Ya en la pancarta del puerto, el grupo de jerarcas rodaba de nuevo reunido. Vendría la extensa bajada, en la que Nairo por momentos quiso también atacar, apoyado en el trabajo del Orica que ya había logrado vencer a Jungels y apoderarse con Yates de la Maglia Bianca. El intento tampoco daría frutos.

Sobre el fuerte ascenso al Pinei, el pelotón impuso un paso fuerte, que impedía los ataques. Quedaba todo configurado para que la subida a Ortisei definiera las cosas. Quintana con Amador y Anacona, era el mejor preparado para romper la carrera. El de Costa Rica hizo el trabajo de selección, mientras Anacona se guardaba para el momento del asalto de su capo. Los telefónicos cumplieron a cabalidad con el libreto.

Nairo saltó del grupo de Dumoulin, en el que nadie reaccionó. Dumoulin escasamente se levantó en pedales, pero no adelantó a nadie. Quintana, llevado a máxima velocidad por Anacona, parecía alejarse del Maglia Rosa. Pronto, ya sin los servicios de Winner, Quintana impuso un par de cambios de ritmo, que no le ganaron mucha ventaja. Breve conversación por el pinganillo, y el primer campeón colombiano del Giro d’Italia se sentaba a esperar al reducido pelotón de favoritos.

La indecisión de los principales jerarcas generó desorden en el lote, desde donde comenzaron los intentos de asalto. Pinot, Pozzovivo y Zakarin tomaron distancia. Nibali y Quintana, temerosos de despertar la ira del líder, prefirieron controlar las diferencias, sin atacar a Dumoulin. El Maglia Rosa se dedicó a llevarlos a meta, donde cerraría un día exitoso en su campaña por el campeonato.

Cerradas las clasificaciones, el Top 3 quedó claramente amenazado por Pinot y Zakarin. Incluso, Quintana tiene que preocuparse ahora por lo que el francés del FDJ pueda hacer el domingo en la crono. Dumoulin aprovechó las cámaras en la rueda de prensa para echarle leña al fuego, declarando que le daría mucha alegría ver a sus inmediatos rivales perder el podio por su excesiva prudencia en esta etapa. Palabras que además de calentar la carrera, pueden terminar siendo premonitorias, cuando se conozca el podio en Milán.

Fernando Gaviria, dueño absoluto de la Maglia Ciclamino, superó sin inconvenientes el límite de tiempo en Ortisei y queda a dos días del campeonato. Independientemente de la posición en la que termine Quintana el domingo, este será un Giro histórico para el ciclismo colombiano, y gran parte de ese éxito se debe a los embalajes del antioqueño.

Clasificación Individual Etapa 18

1. Van Garderen
2. Landa MT
3. Pinot +0:08s
4. Pozzovivo MT
5. Hirt +0:11s

Clasificación General Individual

1. Dumoulin
2. QUINTANA +0:31s
3. Nibali +1:12m
4. Pinot +1:36m
5. Zakarin +1:58m

Clasificación Escarabajos Etapa 18

10. Quintana +1:06m
16. Anacona +2:20m
42. Henao +18:48m
157. Gaviria +35:55m

Clasificación General Escarabajos

2. Quintana +0:31s
24. Anacona +47:05m
46. Henao +1:40:06h
128. Gaviria +3:33:16h

El minuto a minuto de la etapa se encuentra dando click en la imagen:

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s