SORPRESA HISTÓRICA DE PÖSTLBERGER

el

Varios de los mejores embaladores del mundo fracasaron en su intento de ser primeros en la inauguración del Giro centenario. Cuando todos los pronósticos los ponían como seguros vencedores en Olbia, un absoluto novato los sorprendió a pocos metros de meta y les arrebató la gloria. Su nombre es Lukas Pöstlberger, y hasta cumplidos 203 kilómetros, de los 206 que ofrecía la etapa, apenas un puñado de hombres en el pelotón sabían de él.

Triunfo de etapa para Lukas Pöstlberger

Una jornada vivida en calma, con una fuga eterna que se extinguió faltando 3,500 metros para el final, terminó dando una sorpresa como pocas veces antes se había visto. El Bora Hansgrohe preparaba un embalaje para Sam Bennett, con disciplina pero sin muchas aspiraciones de concretar una victoria. Mientras tanto, equipos como el Lotto Soudal o el Quick Step, especialistas rematar sprints masivos, hacían lo propio con la certeza de ser los llamados a protagonizar el podio de la primera jornada. Y entonces, vino lo inesperado. Un par de curvas muy cerradas a derecha, con caída incluida, desbarataron los trenes de embaladores que apenas se formaban, incluyendo el del Bora, que en ese momento era comandado por el penúltimo lanzador: Pöstlberger.

El joven austriaco alcanzó a mirar para atrás, tratando de encontrar a su embalador, Bennett, pero lo que descubrió por encima de su hombro fue una visión imposible. Estaba en punta, con una buena brecha, y por detrás, la confusión reinaba. Instantes después, escuchó por el radio de su oreja, los gritos del mismo Bennett al que debía lanzar: “¡Dale, dale dale!”, le decía. El novato se estrenaba en carreras de tres semanas y tenía por delante un triple golpe de mano. A falta de 35 metros a meta, con los especialistas lanzados en un embalaje brutal, Pöstlberger alzó los brazos para celebrar, y así cruzó la meta. Menos de un segundo por detrás, pasaron los que partieron favoritos. El austriaco sumaba en un solo asalto, el liderato de la general, el liderato de los jóvenes y el primer triunfo de etapa para un corredor de Austria en un Giro d’Italia. El Bora, además, aseguró en la fuga, la camiseta de la montaña.

Cesare Benedetti, primer líder de los escaladores.

Gran día para el equipo del campeón del mundo, Peter Sagan, que tantas veces ha sido cuestionado por su decisión de irse para una escuadra tan humilde, siendo quien es. Los demás equipos, tendrán que pasar una noche de poco sueño, reviviendo las escenas de lo que tenía que ser, y no fue. Para los altos jerarcas del pelotón, Nibali, Quintana, Thomas y compañía, el día cerró sin novedades.

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s