LA VUELTA ES DE LOS ESCARABAJOS. ¡NAIRO CAMPEÓN!

Nairo Quintana le ha entregado a una generación entera de colombianos la oportunidad de vivir la sensación de inmensidad, la poderosa alegría, de ver a uno de los suyos completar la gesta heróica de conquistar la gloria en las calles de Madrid. Con todo lo que eso significa. A los nacidos antes de 1980, les ofrece además, el privilegio de haber vivido dos veces un mismo sueño.14291822_1352123784805600_9140473466440502686_n

Hace décadas, un oráculo vaticinó que una invasión de escarabajos llegaría para poner de cabeza el ciclismo mundial, ganarían el Tour y se convertirían en los más grandes escaladores del mundo en bicicleta. La primera parte de esa profecía la cumplieron los corredores de los ochentas, encabezados por Lucho y Parra. Herrera se trajo, allá por 1987, el primer campeonato de una Gran Vuelta. Parra acarició el sueño de completar el vaticinio, cuando en 1988 se subió tercero, al podio en Paris.

Después vendría una pausa en la campaña invasión. Los años de Buenahora, de Cárdenas, de Botero, de Soler, sirvieron de preámbulo a la llegada de los llamados por el destino a completar el augurio. Hoy son Chaves, Quintana y Atapuma, hermanos de crianza en el desparecido Colombia es Pasión, los que se han encargado de decirle al mundo que, cuando la carretera apunta al cielo, nadie lo hace mejor sobre una bicicleta que un escarabajo de “pura cepa”.

Nairo ha ganado una carrera muy valiosa. Una Vuelta a España como hacía mucho tiempo no se veía. Una competencia durísima, que desde el inició se marcó la tarea de encontrar a un campeón entre los mejores escaladores del mundo. Se alza victorioso después de vencer a su más enconado rival, Chris Froome. El británico, en plenitud de condiciones, dio la pelea de su vida, pero al final cruzó la última cumbre por detrás del boyacense, aplaudiendo el tamaño del logro de su contrincante.

Y no sólo eso. El más grande de los ciclistas colombianos, en una historia llena de grandes corredores y gestas legendarias, subió al podio en La Cibeles siendo un hombre diferente. El ciclismo será diferente desde este ya histórico 11 de septiembre de 2016. Entre Quintana, Contador y Chaves se encargaron de devolverle al ciclismo la épica y la valentía ciega. Al ganar la Vuelta a España, de la forma en que lo consiguió, Quintana derrota rivales y paradigmas. Se convierte, apegado letra por letra a la ya casi olvidada profecía, en el mesías de una nueva historia para el deporte del pedal.

Aplastando a los rivales. Así llegó Nairo Quintana a la meta en Lagos de Covadonga.

A post shared by La Cadenilla (@lacadenilla) on

Coda: Apenas queda esperar que esa generación de niños colombianos que hoy sintieron la alegría de ver a dos de los suyos alzar los brazos victoriosos, conserven para siempre la certeza de compartir con sus héroes la fortaleza y el espíritu batallador, justo e incansable de Los Escarabajos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s