LA PREVIA DE LA 19ª ETAPA DE LA VUELTA 2016

Desde antes de arrancar la carrera en Galicia, cuando todavía era una incógnita el rendimiento que tendrían Quintana y Froome en La Vuelta, ya era un tema recurrente hablar de la contrarreloj individual de la etapa 19, la penúltima en disputa, y quizá la clave del campeonato en Madrid. Llegó el día de la verdad, con Nairo bien encaramado en lo alto de la Clasificación General. Froome resentido en la moral, sigue segundo. Chaves siendo acechado por Contador, apenas a cinco segundos, se aferra a un podio cada vez más estrecho.

Sobre el papel, con suficientes resultados para demostrarlo, Chris Froome es el indiscutible rival de todos en la prueba. Entre los cuatro primeros de la General, además de Froome, sólo Contador tiene una trayectoria que le de confianza para negociar los 37 kilómetros sabiendo que puede hacer diferencias favorables. Los dos colombianos deben hacer cuentas en negativo: perder el menor tiempo posible. Y entre ellos, Chaves es el que corre más peligro.

Sin embargo, dos detalles nos impiden hacer una predicción tajante. La primera es que no tenemos cómo contrastar los rendimientos de Quintana en una crono completamente plana, como la del viernes, después de los desarrollos que se han realizado en conjunto con Canyon y Endura. La primera, fabricante de la bicicleta que usará el de Cómbita, y la última, creadora de un enterizo perfeccionado para la anatomía del colombiano. Y segundo, que no hay antecedentes de crono plana entre un Froome a la cacería del campeonato y un Quintana a la defensa, con 217 segundos de capital.

Es imposible desconocer que hay suficiente terreno para que Froome haga un descuento importante. Lo mismo, que Chaves puede estar plenamente seguro de que cederá su posición frente a Contador. Eso, si nada extradeportivo llegara a suceder. Pero, los cálculos de Quintana y el Movistar planteaban 3 y medio minutos de ventaja sobre su principal rival, y es precisamente ese, el colchón con el que cuentan.

Las diferencias que se hagan en la contrarreloj, no serán definitivas, por cuanto la última etapa en disputa, la del sábado, tiene suficiente dificultad para poner la carrera de cabeza, como se vivió el domingo en Formigal. Nairo Quintana partirá último en la prueba, contando con la ventaja de conocer el rendimiento de sus rivales. El viento hará presencia, siendo juez y parte en los resultados.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s