FSA SE PLANTA EN EL TERRITORIO ELECTRÓNICO

20 años no son nada para el negocio del ciclismo, donde hay protagonistas con más de un centenar de años, y otros que han vivido décadas y décadas de éxitos.  Es imposible resistirse a la idea de pensar que Campagnolo o Shimano llevan con nosotros desde que existen las máquinas de dos ruedas. Sin embargo, apenas dos décadas es lo que lleva en el mercado la fabricante italiana Full Speed Ahead. Y decimos apenas porque parece muy poco para la cantidad de estándares que los mediterraneos han establecido en el universo de las bielas.

Dos ejemplos que hoy están en 3 de cada 5 bicicletas de carretera, los manubrios compactos y los platos 50/34, son creaciones de FSA de las que ya nadie discute. Pero 20 años también marcan la necesidad de alcanzar la madurez y la fabricante lo ha hecho con letras de molde, presentando su primer grupo. Y no es cualquier grupo, porque pasan de inmediato al terreno electrónico con el K-Force WE. Una decisión que no sólo marca el rumbo que está tomando esta compañía en particular, sino una clara definición de hacia dónde se dirige todo el mercado del ciclismo. Si usted no ha considerado todavía la posibilidad de hacer el cambio a una transmisión electrónica, en algún momento del futuro, es mejor que comience a cuestionarse seriamente las razones.

FSA estaba obligada, por lo menos, a igualar el estado del arte con tres jugadores cada vez mejor plantados en el territorio electrónico. Shimano, que como siempre, domina con una gran tajada del mercado y dos referencias en su línea Di2; Campagnolo con su refinación; y SRAM con la primera opción inalámbrica del mercado. Los italianos han tomado nota y entregan un paquete con todas las innovaciones presentes, y su propia respuesta a las muy pocas desventajas de los electrónicos.

El K-Force WE es un grupo semi-inalámbrico, con menos baterías que las -quizá-redundantes 4 de SRAM, pero que todavía requiere de dos reservas tipo botón en los mandos del manubrio. Los e-tube de shimano siguen siendo 6 cables viajando por toda la bicicleta, pero su confiabilidad no está en duda. FSA reclama que la duración de las baterías desechables de los mandos, tienen una duración de dos años, mientras que la batería central, que vive dentro del tubo del sillín, entregará entre 4,000 y 6,000 kilómetros de duración. La señal que comunica los mandos y los descarriladores, utiliza el protocolo ANT+ lo que promete una integración con una inmensa gama de accesorios, y reitera que la inteligencia artificial está a pocos años de hacer presencia masiva.K-Force-WE-Shifters-601x1024

La ergonomía de los mandos recuerda el estilo de las líneas curvas de los ergos de Campagnolo, aunque los controles son claramente una reinterpretación de los Shimano. FSA pondrá en el mercado dos “tallas” de maniguetas, apuntando a ofrecer la mejor ergonomía a la mayor cantidad de ciclistas. Una solución interesante, pero de muy difícil implementación en mercados emergentes, donde los inventarios de los detallistas no son elevados. El reach de la manigueta del freno, en las dos tallas, ofrece tres posiciones, pemitiendo configurar al milímetro los mandos, de acuerdo a las necesidades biomecánicas de cada usuario.

En cuanto a los mandos de la transmisión, FSA se decidió por un único botón de pivote que controla los dos movimientos de los cambios. Y es que una de las principales críticas al sistema Di2 de Shimano es la facilidad con la que el usuario puede equivocar el botón y aumentar la resistencia de su transmisión, cuando quería relajarla, o viceversa. Por experiencia, podemos decir que la confusión es prácticamente inexistente, sobre todo cuando no se tiene la necesidad de usar guantes gruesos. Para mercados donde el frío es extremo, la diferencia al tacto de los botones Di2 puede llevar a confusiones, pero sigue siendo improbable. Con ello, la solución de FSA no es otra cosa que su propuesta para la interfaz de usuario, y serán ellos los que decidan si el botón funciona o no. En términos de diseño, las maniguetas se ven muy bien y los botones se integran de manera fluida a las líneas del mando.K-Force-WE-front-derailleur-743x1024 copy

FSA pasa de la producción de componentes, a las grandes ligas de las transmisiones, por lo que las prestaciones y la confiabilidad de sus descarriladores son la principal incógnita. Las primeras pruebas muestran un sistema preciso, con excelente respuesta en condiciones extremas (cambio de piñón mientras se aplica máxima potencia en ascenso, cadena cruzada, uso en malas condiciones climáticas, etc.). Lo consiguen rediseñando por completo el componente trasero y entregando un potente descarrilador delantero.K-Force-WE-front-derailleur-detail-1024x837

El cambio delantero es además, el cerebro de todo el sistema. En el algo abultado mecanismo se esconde el receptor de la señal ANT+ de los mandos ergonómicos, el computador que controla todo el sistema y un emisor de señal alámbrica que se comunica con el cambiador trasero. También hay un botón de apagado que facilita el transporte de la bicicleta y promete ayudar a conservar la duración de la carga de la batería. También hay dos botones para la indexación de los cambios y luces LED para conocer el estado de la carga.K-Force-WE-front-derailleur-743x1024El componente trasero se beneficia de 6 años de desarrollos electrónicos por parte de la competencia, cortando con la construcción de paralelogramo, movido por un motor “acomodado” al diseño tradicional, para crear un mecanismo completamente centrado en los micro servos que mueven el cambiador. FSA asegura que el diseño entrega una precisión sin precedentes en ninguna transmisión electrónica.Cassette-913x1024El lanzamiento de FSA incluye un nuevo embielado, del cuál podemos esperar las mejores prestaciones, pues es la especialidad de la compañía, un juego de herraduras de freno y cassettes para completar la transmisión. Once velocidades en 11-25 y 11-28, estarán disponibles al momento del lanzamiento, y un analgésico 11-32 se está desarrollando. Las relaciones adelante serán las acostumbradas 53, 52, 50 y 39, 36 y 34. Con el mecanismo delantero siendo capaz de acomodar un ratio de 17 dientes, será posible usar un 53-36 adelante sin hacer modificaciones por fuera de las recomendaciones del fabricante. El caso de otros sistemas.K-Force-Crankset-1024x683FSA no ha confirmado el rango de precios del K Force WE, pero se espera que esté al nivel del Dura Ace y el eTap Red. Las primeras unidades comerciales estarán disponibles en mayo de 2017, momento para el que la versión mono plato, los frenos de disco y las extensiones para los manubrios de contrarreloj y triatlón, ya tendrán que estar disponibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s