CARNICERÍA EN LAS MURALLAS DE LUGO. ATAPUMA SIGUE LÍDER

Una etapa en completa calma, se transformó en una verdadera masacre, ya en las calles de Lugo. El colombiano Esteban Chaves se vio en el piso, luego de que un corredor lo barriera por detrás, dentro del último kilómetro de la quinta fracción. Las caídas se sucedieron una tras otra, algunas individuales, otras masivas, ya dentro de los 3,000 metros del remate, dejando un reducido grupo de hombres en vanguardia, de entre los cuales, el más rápido fue Gianni Meersman, que se apuntó el triunfo de la quinta pactada.

Un desafortunado Steven Kruijswijk terminó el día en el hospital, con una clavícula rota, terminando así su segunda gran vuelta del año, la misma en la que buscaba sacarse el clavo, después de la caída que sufrió en el Giro d’Italia, cuando era líder de la carrera. Darwin Atapuma llegó cortado a meta, aunque sin haber perdido la vertical. Esteban Chaves retomó el curso montado sobre su máquina, perdiendo también, tiempo en el cronómetro. Alejandro Valverde y Nairo Quintana llegaron en el pequeño grupo que disputó la fracción, sorteando sin inconvenientes las montoneras.

Tras decisión de los comisarios, se revisaron los tiempos de llegada, con lo que el corredor del BMC, Darwin “El Puma” Atapuma conservó el liderato de la Ronda Ibérica.

Otro de los corredores con lesiones fuertes fue Robert Kiserlovski, del Tinkoff, que termina afectado de la clavícula y con varios dientes comprometidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s