APLANADORA BRITÁNICA DESPIERTA SOSPECHAS

Con once medallas olímpicas, frente a las dos que consiguió Holanda para ser segunda en el medallero, Gran Bretaña aplastó a los rivales en las pruebas olímpicas de pista. Teniendo, incluso, el favor de los jueces cuando las cosas en la pista no se cumplieron al pie del gelatinoso reglamento de la UCI. Una superioridad que ha llamado negativamente la atención de sus rivales.

Un dato para poner en perspectiva la actuación de Gran Bretaña en el Velódromo Olímpico de Río de Janeriro: Cada uno de los pisteros británicos que compitió en Río, se devolvió a su casa con una medalla. Sin embargo, durante el cuatrenio que precedió a la treigésimo primera olimpiada de la era moderna, el papel de los de la Union Jack en los campeonatos mundiales de pista, fue apenas discreto.

El equipo de Persecución Femenina de Gran Bretaña
El equipo de Persecución Femenina de Gran Bretaña

Kristina Vogel, la velocista alemana, que consiguió arrebatarle un oro a British Cycling, una corredora que ha dejado claro sobre las pistas que es una de las mejores de la historia, es una de las voces que cuestionan el súbito y demoledor incremento en el desempeño de los británicos. “Eran carne de cañón durante estos cuatro años. Y ahora llegan al nivel más alto. No quiero acusar a nadie de nada, pero sigue siendo muy sospechoso”, dijo Vogel cuando se le preguntó sobre el aplastante triunfo de la armada azul.

En las toldas galas, la superioridad de los insulares también despertó dudas. “Habrá que pedirle la receta a nuestros vecinos. Estos equipos que no logran nada en cuatro años, y de repente llegan a los Juegos Olímpicos y arrasan. Sinceramente no sé que es lo que están haciendo”, comentó Laurent Gané, técnico de la selección francesa. Otras voces entre los bleu fueron más prudentes, pero no necesariamente menos incisivas. “Somos seres humanos, como ellos, estamos hechos del mismo material, tenemos una bicicleta como la de ellos, entonces, ¿por qué son tan superiores”, comentó Michael D’Almeida, medalla de bronce en la Velocidad Masculina por Equipos. “Si tuviera la explicación, no estaría hoy apenas con una medalla de bronce. No sé que es lo qué está pasando, pero tengo algunas ideas sobre algunas cosas”, concluyó D’Almeida, dejando la puerta abierta a toda clase de especulaciones.

Celebran las británicas uno más de los seis oros de Gran Bretaña en la pista
Celebran las británicas uno más de los seis oros de Gran Bretaña en la pista

Otros han tenido que salir a explicar sus declaraciones, como Anna Meares, seis veces medallista olímpica, quien acudió a Twitter para darle contexto a unas delcaraciones iniciales en las que, entre líneas, se podía leer una acusación de juego sucio por parte de Gran Bretaña. Sin embargo, la portentosa australiana aclaró que sólo quizo decir que le gustaría entender cómo podría su equipo llegar a ser tan fuerte como el británico en las pruebas olímpicas.

La caja de pandora queda abierta, y la polémica no hará sino crecer. El daño que actuaciones sobre-humanas, como las que eran comunes a finales de los años noventas, la era Armstrong, y otros tantos héroes caídos, obligan a que corredores y aficionados por igual, apunten el dedo acusador en dirección a todo desempeño aplastante. Y lo hacen con razón de sobra.

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s