¿SON NECESARIAS LAS 12 VELOCIDADES?

Hace pocos días, SRAM anunció que tendrá en el mercado grupos de 12 velocidades para bicicletas de MTB. Al mismo tiempo, dejó entender que el cambiador delantero desaparecerá de su catálogo de transmisiones. Dos cambios que pronto serán norma en las bicicletas de ruta. Entender este movimiento de mercadeo del fabricante norteamericano es tan simple, como complicado es evaluar los verdaderos beneficios de contar con un piñón más, un plato menos y un cambiador menos.

SRAM Eagle XX1. 500% de rango. Un 20% de incremento frente a su predecesor de 11 velocidades.
SRAM Eagle XX1. 500% de rango. Con 10-50t, otorga un 20% de incremento frente a su predecesor de 11 velocidades.

Los recortes en peso que surgen de prescindir de un componente, se diluyen cuando se considera el peso agregado de uno nuevo, en otra parte de la bicicleta. Lo que empezó como un intento de suavizar los “saltos” en la cadencia que eran obligatorios cuando apenas se contaba con 7 u 8 velocidades, se ha convertido hoy en un rediseño de las transmisiones que termina afectando la mecánica de las ruedas y la geometría de los marcos. Que no es poca cosa. Y no entramos a tocar el tema de la longevidad de los componentes, pues esta obsolescencia programada es música para los oídos de los fabricantes.

Con las once velocidades se ha alcanzado un rango de relaciones que cubre un amplísimo espectro de desarrollos, sin intervenir la mecánica de las ruedas o las dimensiones de los marcos. Tanto en las MTB, como en las bicicletas de ruta, los saltos en la cadencia estaban prácticamente resueltos con rangos del 9-42 para MTB, y del 11-32 para la ruta. Mucho más para sistemas biplato, que para los cada vez más comunes monoplato. Y aquí es cuando surge la necesidad (o la oportunidad, si el que responde es el departamento de mercadeo) de aumentar las velocidades.

La solución de SRAM implica un rediseño en el cambiador, la cadenilla, la corona  y la biela.
La solución de SRAM implica un rediseño en el cambiador, la cadenilla, la corona y la biela.

Con la popularización de los grupos monoplato en las MTB, y su esperada llegada a la ruta, los inconvenientes con la cadencia, de nuevo se hacen presentes. Privado de la posibilidad de escoger entre dos coronas adelante, el ciclista preocupado por mantener una cadencia más regular, se ve obligado a prescindir de un piñón en la sección de bajas, si quiere un mejor desarrollo de velocidad; o de un piñón en la sección de altas, si está interesado es escalar las pendientes más inverosímiles. Las doce velocidades entran a resolver ese inconveniente.

Al hacerlo, se llega al límite de la tolerancia en las dimensiones de los marcos y en la mecánica de las ruedas. Desde que hace tres décadas comenzó el incremento periódico de las velocidades, las dimensiones de los marcos han cambiado poco. Se ha ido reduciendo el calibre de los piñones y la cadena, por lo que un marco que recibe 7 velocidades, perfectamente recibe 10. Al mismo tiempo, la mecánica de los radios en las ruedas, ha cambiado poco para acomodar los piñones en aumento. Pero el límite del triángulo isósceles, que le brinda resistencia a las ruedas, ya se alcanzó con la undécima velocidad.

Es fácil comprender que las compañías fabricantes necesitan de la innovación para mantener vitales sus negocios. Sin embargo, hasta el momento, el avance en el número de las velocidades, poco o nada había afectado el resto del sistema que compone una bicicleta. Con las doce velocidades, los logros en la comprensión de la fisiología, la importancia de la cadencia en la producción de potencia y su relación con la resistencia, se encuentran con la frontera en la que veremos rediseños en otros componentes del sistema (mecánica de los radios de la rueda trasera, dimensiones del marco en la zona en la que recibe la rueda trasera, etc.).

Cambiador trasero Shimano Dura Ace Di2. La electrónica mejora mucho la precisión de las transmisiones.
Cambiador trasero Shimano Dura Ace Di2. La electrónica mejora mucho la precisión de las transmisiones.

Así mismo, como complicación extra, hay que entender que a partir de las 11 velocidades, todos los “avances”, se están diseñando sobre la base de sistemas electrónicos, que son infinitamente más precisos que los mecánicos. Como siempre, será cada usuario el que decida cuántas velocidades son necesarias, pero es bueno entender que, en adelante, los “upgrades” quedan limitados, y habrá que hacer un cambio completo de máquina si se quiere hacer el salto a las 12 velocidades, que serán el tope de gama en pocos meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s