ALBERTO CONTADOR, TRIPLE CAMPEÓN.

Alberto Contador Velasco se coronó hoy en Milán, triple campeón de la Corsa Rosa. Triple, decimos, porque el español así lo ha querido. Ayer ya hacía la señal del tres en el podio de Sestriere, queriendo borrar con una foto, la vergüenza de 2012. Oficialmente, el título de 2011 pertenece a Michele Scarponi. El nombre del “Pistolero” fue removido por consumo de Clembuterol.

Contador, como ya es tradicional, se dio un paseo de la victoria en la última etapa.
Contador, como ya es tradicional, se dio un paseo de la victoria en la última etapa.

Ha sido un Giro duocromático, repetitivo y segregado. 198 tomaron la partida, pero 18 estaban en otra categoría. Una en la que las reglas de la matemática y la física parecían redefinidas solo para ellos. Excepción de las etapas al sprint y la crono por equipos de la primera fracción, el Giro estuvo completamente dominado por dos equipos: El Tinkoff Saxo, del ahora campeón, y el Astana del segundo y tercer lugar del podio final.

Y es precisamente esa superioridad numérica la que más sospechas levanta. No obstante tener uno de los trazados más exigentes de los últimos años, con más de 40,000 metros de desnivel positivo, hoy en Milán han entrado completos, con nueve corredores tanto el Tinkoff como el Astana. Y así mismo corrieron. Cada mañana vimos 18 corredores en cabeza del lote, llevando la carrera a velocidades astronómicas. Incluso superiores a las mejores expectativas de la organización. Y no queremos entrar en el micro-análisis de los vatiajes que se produjeron sobre puertos tortuosos como el Mortirolo.

Sorprende el despliegue de fuerza. Cada día, sin importar el esfuerzo hecho 24 horas antes, el Astana salía a tope, tratando de desarmar a un Tinkoff que no cedía. ¿El resto del pelotón? Simplemente tratando de no perder demasiado tiempo. Es verdad que Richie Porte no tuvo la entereza mental para quedarse en carrera después de que lo abandonara la mala fortuna. Es verdad que Urán llegó minado por una afección respiratoria, y encima sin equipo para la montaña. Es cierto que las cartas del Orica para la alta montaña están apenas en formación. O que el BMC no era favorito desde el comienzo.

Pero, mientras pudo, Porte aguantó, así no se le viera capaz de romper la superioridad de los dominadores. Urán fue de menos a más, y trató de protagonizar, aún con las todas posibilidades perdidas, sin embargo parecía correr en otra liga. Chaves y Atapuma, excelentes escaladores ambos, simplemente parecían pegados al piso, cuando los Fluo o los Celestes decidían apretar el paso. Parecen dos categorías diferentes. Pero no lo son. Son 198 de los mejores corredores en bicicleta del planeta.

Oleg Tinkov no cabía de la emoción al ver a su consentido llevarse el campeonato.
Oleg Tinkov no cabía de la emoción al ver a su consentido llevarse el campeonato.

Nos vimos avocados a ver, día tras día, la misma escaleta: El Tinkoff abría, en punta del lote, protegiendo el liderato de Contador. El Astana, los seguía sin tregua. Las fugas casi siempre condenadas al fracaso por el paso demoledor de los 18. Cumplidos dos tercios de cada fracción, el Astana rompía la unidad, tratando de demoler aun Contador impasible. El resto del pelotón, desgranándose a razón de un corredor por cada 50 metros.

Y sin embargo, el Astana perdonó a Contador. Dos veces tuvieron la oportunidad, en las piernas de Mikel Landa, hoy tercero en el final, de encontrarle el fondo al “Pistolero”. Pero Contador les ganó de mano, simplemente acudiendo a su presencia. La duda a la hora de atacar al capo squadra del Tinkoff, les valió tener que flanquearlo en Milán.

Se ha cumplido la nonagésimo octava edición de la carrera de bicicletas más dura del mundo. Se ha inscrito por tercera vez el mismo nombre sobre el registro de los vencedores en el Giro. Fuimos testigos de un trazado bellísimo y durísimo. Pero no vimos una carrera verdaderamente abierta. Esperemos que no haya que retirar títulos y caer en la vergüenza de otros años.

Iljo Keisse vencedor de la 21ª fracción en Milán.
Iljo Keisse vencedor de la 21ª fracción en Milán.

Para concluir, sobre las calles de Milán, después de una fuga inteligente y potente, Iljo Keisse venció en sprint final a su dupla, Luke Durbridge. Nizzolo y Modolo, favoritos locales para quedarse con la victoria del cierre, se vieron sorprendidos, y no ocultaron su desilusión. Carlos Alberto “La Ronca” Betancur terminó con un honroso sexto lugar en la clasificación de la montaña, y Sebastián Henao consiguó un 4to puesto en la de los jóvenes. El protagonismo de otros años, ahora solo un gran recuerdo en la mente de la afición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s